Fiabilidad contrastada a lo largo del tiempo

Todos los componentes de los compresores se han seleccionado con meticulosidad. El desarrollo de ingeniería se basa en tecnología avanzada, y la producción se somete a estrictos controles de prueba y control de calidad. El controlador Smart Airlogic garantiza un control flexible y el sistema de filtrado también se ha diseñado para una larga vida útil.

Alto rendimiento

El elemento de compresión contiene dos rotores de perfil asimétrico montados sobre rodamientos de calidad superior y se acciona por engranaje con el motor eléctrico IE2 para la máxima eficiencia y fiabilidad a largo plazo. La ventilación es de eficiencia energética con turbinas de velocidad regulada, y la refrigeración es también muy eficiente gracias a los bloques refrigeradores tipo aluminio de superficie grande.

Diseño para facilitar el mantenimiento

Las puertas amplias de la cubierta se abren en 180º y los paneles se pueden extraer fácilmente. Cuando se abren, es fácil acceder a las piezas y fungibles del compresor sin necesidad de herramientas especiales. En el controlador Airlogic pueden consultarse instrucciones claras para las inspecciones de servicio programadas. Más información sobre los separadores y filtros originales...

Facilidad de instalación y uso

Todos los compresores generan un bajo nivel sonoro para garantizar su compatibilidad con la mayoría de los entornos de funcionamiento. El paquete todo en uno permite prescindir de bases de instalación especiales. Es posible acceder a todas las conexiones desde el mismo lado para fines de instalación. Igualmente, las mangueras salen del techo sin interferir ni causar ninguna obstrucción.

Inversor de frecuencia (IVR)

Un compresor de carga/descarga suministra una capacidad de aire constante. En caso de alcanzarse la presión de ajuste, el compresor pasa al modo de descarga (válvula de admisión controlada). El compresor inicia la misma rutina en cuanto el valor de presión desciende a un nivel predefinido.

Sin embargo, un compresor con inversión de frecuencia tiene un patrón de funcionamiento con valores pico menores y un perfil de suministro de aire más bajo. El inversor de frecuencia integrado evita que el compresor alterne entre la carga y descarga, ya que el número de rotaciones se adapta por sí solo al consumo de energía. El resultado es que se transfiere toda la energía consumida al proceso para comprimir el aire, lo que resulta de gran eficiencia en términos de costes. El DRF se puede equipar con un convertidor de frecuencia altamente eficiente IVR con baja distorsión armónica, se instala en la cubierta, en una carcasa bien ventilada. En caso de consumos de energía muy dispares, se pueden conseguir ahorros de más del 30 % comparado con un modelo equivalente de velocidad fija.